12 de febrero de 2020

El permanente NO palestino

El profesor Marcos Peckel, experto en Medio Oriente de la Escuela de Relaciones Internacionales de FIGRI, explica por qué, en su opinión, los líderes palestinos rechazan el llamado "acuerdo del siglo" propuesto por el presidente Trump para lograr la paz entre Israel y Palestina.

Marcos Peckel

Experto en Medio Oriente de la Escuela de Relaciones Internacionales

@marcospeckel | marcos.peckel@uexternado.edu.co

Tras una expectativa que se prolongó por casi tres años, El presidente Donald Trump reveló el “Acuerdo del siglo”, su propuesta para un acuerdo entre Israel y Palestina, producto de la labor realizada por sus enviados especiales Jared Kushner y Jason Greenblatt.

La propuesta de paz, como cualquiera en el mundo, no es perfecta, no responde a las todas las exigencias de las partes y obedece a la necesidad de lograr un compromiso en el cual es necesario hacer concesiones.

Sin embargo, es banal debatir el contenido de la propuesta de Trump pues hay una verdad de a puño: los palestinos hubieran dicho que no y punto. Fuera cual fuera la propuesta, como lo han hecho desde 1947.

La versión de que no fueron tomados en cuenta riñe con la realidad de que fueron ellos mismos, sus líderes, quienes desde 2017 boicotearon a los negociadores americanos, un patrón que subsiste en el liderazgo palestino desde el mandato británico.

La razón del rechazo palestino al “acuerdo del siglo” no son las fronteras propuestas para su Estado, ni el estatus de Jerusalén, ni los asentamientos judíos en Cisjordania, ni la soberanía sobre el valle del Jordán; es simplemente la negativa a aceptar la existencia de Israel como Estado Nación del pueblo judío.

En propuestas de paz anteriores, especialmente en Camp David 2000 último eslabón de los acuerdos de Oslo bajo los llamados parámetros de Clinton aceptados por Israel, los palestinos obtenían prácticamente todo lo que ahora “exigen”: 96% de Cisjordania, Jerusalén como capital suya y de Israel, evacuación de los asentamientos judíos en su territorio, control sobre el valle del Jordán y un acuerdo favorable en el tema de los refugiados.

La respuesta de Arafat fue simplemente NO y la segunda intifada, en la que adolescentes palestinos, indoctrinados en odio por Hamas y otras organizaciones, fueron enviados a inmolarse en Israel con el único objetivo de matar judíos y matar la paz que se estaba gestando desde Oslo. Esa violencia desmedida fue la respuesta palestina a un generoso acuerdo de paz que contaba con amplio apoyo de la comunidad internacional.

El “acuerdo del siglo” ofrece menos que Camp David, el paso del tiempo para nada ha favorecido a los palestinos. Sin embargo, es lo único que hay sobre la mesa y podría servir como comienzo de una negociación.

Los palestinos, que hoy cuentan con mucho menos apoyo de sus hermanos árabes, de persistir en su negativa estarían una vez más desperdiciando la oportunidad de lograr una paz negociada con Israel que conduzca a un Estado palestino libre y soberano al lado de Israel.

Sin embargo, pareciera que ese no es su interés sino crear el Estado Palestino en vez de Israel.


2 Respuestas a “El permanente NO palestino”

  1. Federico Rodríguez dice:

    Estoy de acuerdo con el autor en el sentido que siempre ha habido un “NO” por parte de Palestina. lo que pasa es que el autor no reconoce que Israel “roba territorio”, así lo ha hecho desde 1947 y lo seguirá haciendo. Ningún país ha ganado proporcionalmente tanto territorio en una disputa limítrofe como Israel frente a Palestina. Si a usted lo están robando, no puede decir “SI”, sígalo haciendo.
    Tampoco es cierto que Palestina no reconozca a Israel. lo que han dicho es que se respete el plan ONU y que Israel también los reconozca y deje de llamarlos terroristas.

  2. Jorge Eliécer Noval Cañón dice:

    Gracias por su visión sionista-americana del proceso, eres experto, eres una eminencia, eres conocedor de la situación de primera mano, eres reconocido como alguien importante y una autoridad y experto en Medio Oriente. Probablemente no eres Palestino y muy seguramente conoces el aspecto desde el punto de vista de anhelos, más no de realidades. Siempre se ha considerado a USA como el brazo armado de Israel; es un aspecto que se debería tratar y no solamente argumentar que los Palestinos dicen a todo no. Yo también lo diría si se afecta mi vida y mi futuro. De todas formas gracias por su aporte parcializado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *