11 de septiembre de 2020

Turquía, ¿el centro del mundo?

Soraya Caro hace un recuento de los factores políticos y económicos que han impulsado el desarrollo de Turquía y la han llevado a volver a estar en "el centro del mundo".

Soraya Caro Vargas

Docente investigadora de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales.

@CESICAMINDIA | soraya.caro@uexternado.edu.co

 

Relatoría elaborada por Luisa Fernanda Suarez O., estudiante de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales (FIGRI).

 


Turquía ha tenido un crecimiento económico muy rápido en los dos últimos decenios, lo que ha llevado su economía ha ser la decimonovena más grande del mundo.

Este crecimiento ha significado una disminución muy grande de la pobreza y un aumento importante de la clase media.

Para algunos, el desarrollo de ese país se puede describir como un “milagro económico”.

Para entender el desarrollo de Turquía y ver su viabilidad como modelo, propongo responder algunas preguntas fundamentales:

  • En un mundo que hoy en día es multipolar, ¿Turquía es uno de los centros?
  • Turquía es una de las 20 economías mas grandes del mundo, ¿cómo llegó a serlo?
  • En estos momentos de pandemia, y la pospandemia que los sucederán, las economías emergentes, como la colombiana, necesitan reformar sus modelos económicos. ¿Puede ser la economía turca un ejemplo para realizar esas reformas?
  • La política exterior turca, que se concentra en la diplomacia económica, ¿podría ser un referente para los países latinoamericanas?

Centro Geográfico

Entre los siglos XIII y XX, el imperio Otomano fue considerado el centro del mundo.  Durante este periodo, consolidó su poder en Europa, África y Asia. Desde entonces, se creó el imaginario de “ser turco”, que se refleja en sus líderes y en las proyecciones de su papel en el mundo.

Geopolíticamente, Turquía se encuentra en el punto donde hay un tránsito entre Oriente y Occidente. Estambul, una de sus ciudades más importantes, se encuentra localizada tanto en Europa como en Asia; Ankara, su capital, está en el centro de la región de Anatolia.

Adicionalmente, este país se encuentra rodeado de mares:

  • Mediterráneo
  • Negro
  • Egeo
  • Mármara

Estos le permiten tener acceso a los diferentes continentes que la rodean y, por supuesto, facilitan su comercio internacional.

Dada su posición geográfica, se encuentra localizada la mitad de un mercado muy importante y extenso: alrededor de 600 millones de personas en Europa; la propia Turquía tiene 83 millones de habitantes; una población de 250 millones hacia Rusia y el Cáucaso; y 160 millones que viven hacia el norte de Europa.

Turquía efectivamente esta en el centro de algo.

Centro de los acontecimientos

Turquía se encuentra en medio de diferentes conflictos con sus vecinos. A pesar de sus intentos de mantener relaciones pacíficas, ha fijado posiciones contundentes y ejerce un carácter “influenciador” y de liderazgo.

Entre los conflictos se destacan:

  • en la frontera con Siria, por el problema territorial y con el partido de los trabajares Kurdo, al que considera terrorista,
  • un conflicto económico con Libia,
  • en el mar territorial, por reservas de gas y estrategias energéticas, con Chipre del norte,
  • con Armenia y Georgia y el apoyo a Azerbaiyán sobre Nagorno Karabaj, que es un conflicto antiguo e interno en el que Turquía apoya a Azerbaiyán,
  • una relación pendular con Rusia,
  • su distanciamiento de Europa debido a sus diferencias por ser un país musulmán, que genera distanciamientos entre Oriente y Occidente

Centro de intereses económicos y “milagro económico”

Turquía es un escenario estratégico para megaproyectos. Ha sabido aprovechar los flujos de inversión, los escenarios de comercio y el desarrollo de obras de infraestructura, especialmente de proyectos trilaterales, para generar avances gasíferos, petroleros y férreos, y para facilitar el comercio e integrar a la región.

Estos proyectos generan independencia y son una parte estratégica de la iniciativa china de La Franja y La Ruta (BRI, por sus siglas en inglés). Además, esto le permite acceder al mercado europeo y generar alianzas con países árabes.

Dados los cambios estructurales en la economía turca en los años 80, se puede decir que es un milagro económico.

Turquía ha tenido varios golpes de Estado, que generaron diferentes crisis económicas. Adicionalmente, a causa del modelo de sustitución de importaciones, el país se endeudó. Es entonces cuando inicia el plan de reestructuración: se avanza en medidas aperturistas y se incrementan las ganancias del comercio llevando al tope la capacidad instalada.

Gracias al referendo, llega la democracia en 1983 y se liberaliza el comercio, empieza el crecimiento económico, aumentan las exportaciones, se profundiza y especializa el sistema financiero y se presenta un crecimiento de este sistema y del sector privado.

Con estos cambios inicia el milagro económico entre 2002 y 2009:

  • una reducción rápida de la pobreza e incremento de la calidad de vida
  • un rápido proceso urbanizador
  • armonizaciones en la regulación del comercio exterior
  • inicia el proceso de ingreso a la Unión Europea
  • un crecimiento general del 30%
  • grandes inversiones en transporte, vivienda, educación, cobertura y calidad de los servicios
  • modernización del sistema de justicia
  • liberalización de la economía y la banca central

Conclusión

Este recorrido geopolítico e histórico de Turquía nos permite entender el “renacimiento” del país, que lo lleva hoy a ser un jugador internacional de primer orden en el “centro del mundo”, un actor protagónico, una oportunidad.

Como lección para los países latinoamericanos, está el hecho de que el proceso de apertura de muchos países asiáticos, incluido Turquía, se ha hecho gradualmente.

Otro aspecto del que se puede aprender es el apoyo a las pymes y su articulación con los procesos productivos, que conlleva incorporarlas en las cadenas de valor.

Por último, hay que resaltar también el esfuerzo de Turquía en la diplomacia económica y la cooperación como clave de sus relaciones con el mundo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *