23 de octubre de 2020

Turquía en el centro del mundo

Turquía empieza a ser nuevamente un protagonista de la política internacional y de la economía mundial, hasta el punto de que los turcos sienten que su país está nuevamente en “el centro del mundo”.


Turquía es la heredera contemporánea del Imperio Otomano, la que fuera una de las principales potencias del Mediterráneo por varios siglos, hasta su partición en 1918, como consecuencia de su derrota durante la primera guerra mundial.

Desde 2014 Recep Tayyip Erdoğan ha sido el presidente de ese país. Erdoğan es un político de ideas cercanas al islamismo, una tendencia ideológica que gana cada vez más espacio en ese país, como lo mostró a mediados de este año la reconversión de Santa Sofía en mezquita.

Esta construcción inicialmente fue una basílica cristiana. En 1453 fue convertida en Mezquita por el sultán otomano Mehmed II, tras capturar Constantinopla. Mustafá Kemal Ataturk, el fundador de la Turquía moderna, la convirtió en museo en 1953.

Aunque el presidente Erdoğan y su Partido de la Justicia y el Desarrollo han venido acumulando cada vez más poder, especialmente después de haber resistido el intento de golpe de Estado de 2016, aún son varios los desafíos internos que debe enfrentar este líder.

Tal vez el más conocido en el exterior sea el del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, un movimiento armado que busca la creación de un Estado kurdo independiente.

Turquía tuvo un acelerado crecimiento económico en años anteriores, lo que la llevó a ser en 2019 la vigésima economía más grande del mundo. De hecho, según varias proyecciones, para 2030 podría ser el país con la quinta economía más grande del mundo.

Un factor que ha desempeñado un papel importante en este crecimiento económico ha sido su ubicación en un lugar estratégico para el comercio mundial.

Para algunos analistas, la política exterior del gobierno de Erdoğan tiene como objetivo recuperar el pasado glorioso del Imperio Otomano. Para ello, ha incursionado en diferentes conflictos internacionales de la región, como los de Siria, Libia y, más recientemente, el de Nagorno Karabaj —entre Armenia y Azerbaiyán —.

Pero la influencia internacional de Turquía va mucho más allá del Medio Oriente. Muestra de ello es la relación cada vez más cercana entre los gobiernos turco y venezolano.

Todos estos factores han llevado a Turquía a ser nuevamente un protagonista de la política internacional y de la economía mundial, hasta el punto de que los turcos sienten que su país está nuevamente en “el centro del mundo”.

Para entender la política interna de Turquía y el papel que ese país puede desempeñar en las relaciones internacionales y en la economía mundial, en este episodio nos acompañan:

  • Soraya Caro, la directora del Centro de Estudios y Servicios sobre India Contemporánea y Asia Meridional (Cesicam) de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.
  • Ángelica Alba, profesora asociada de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, cuyos intereses de investigación se enfocan principalmente en las regiones del Medio Oriente, el mundo islámico y Asia y en áreas como la historia, la cultura, la geopolítica y el análisis de los conflictos.
  • Diego Castellanos, investigador asociado del IFEA — el Instituto Francés de Estudios Anatolianos —, y quien es investigador visitante en la universidad Mayis de Estámbul.

Les recordamos que seguimos grabando Coordenadas Mundiales desde el confinamiento impuesto por la COVID-19, por lo que la calidad del sonido, lamentablemente, no es la que normalmente tiene nuestro pódcast.

Coordenadas mundiales está disponible en:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *